sábado, 21 de julio de 2007

¿Muy Poco?

Mil es muy poco

Para saber si es la cantidad correcta

De latidos que da mi corazón

Cuando tus dedos me acarician, Al final del día

O al comienzo de la luz que nos mira fijamente

Que nos sigue a cada minuto en que nos movemos

Y no descansa

Y no tiembla como temblamos los dos a veces

En tibias mañanas soñadas

Y no gira como el globo azul

Globo que no tiene fecha ni edad

Al igual que nuestras miradas

Que ni siquiera sintieron cuando nacieron,

Solamente ya estaban

Sentadas

En una gota que expulsa el viento en días de invierno

O en el tiritar del sol terminando su viaje sobre las olas,

Tratando de descansar

Así como descasan mis labios

En el tibio manjar,

De los tuyos.

1 comentario:

Raymond Max dijo...

ESTA PRECIOSO, ME ENCANTA GRACIAS JULIO POR COMPARTIR ESTAS JOYAS!!!