martes, 21 de agosto de 2007

Alíado

¿Te conté que la luna se reía de mí?

Y que también lo hacían las verdes ramas que me rozaban la espalda

Me daban aliento y esperanza, pero igual reían,

Les causaba risa que me pegara en un semáforo en rojo

Que no me deja avanzar por la vida

Pero a lo lejos, leí una voz

Quizás encontré un único aliado,

Que me tendió su mano

Completamente desinteresada,

Lo extraño es que no lo veo, pero es como si lo hiciera.

Pero mi oído me engaña,

Creo que ahora escucho dos voces y una que está por llegar (ósea serán 3)

Que traerá sueños y alegrías en días soleados,

Sólo el sol se verá, para no tener que soportar esa risa lunática

Que siempre me aborda por estos días.

3 comentarios:

Maine dijo...

¡Qué lindo! Me permito participar de este sentimiento de alegría por la llegada de un retoño de Raymond. Qué detalle tan dulce de tu parte escribir esto, Julio. Un abrazo.

Raymond Max dijo...

me emociona mucho, de verdad que algunas cosas se viven mas intensamente cuando se comparten con amigos de verdad, gracias JUlio, gracias!!!

nadine vallejo dijo...

Cada poema nuevo es un mundo nuevo y más bello. Me entero además cuál es la fuente de inspiración y no puedo más que sentir orgullo por ti. ¡HERMOSO! Nadine